Parque Nacional El impenetrable – Chaco

En el corazón del gran chaco, entre el Bermejo y el Bermejito


protege el mayor relicto del legendario Impenetrable chaqueño, caracterizado por el dominio de los bosques de quebracho. En su zona llana los ríos van depositando sedimentos favoreciendo la formación de los albardones, zonas donde crecen los bosques de dos quebrachos, el chaqueño y el santiagueño, acompañados del palo santo.

En las terrazas y llanuras crecen los bosques de algarrobo. En los sitios con buen escurrimiento se desarrollan pastizales y en las zonas un poco más bajas aparecen pajonales y palmares.

El Parque conserva especies emblemáticas de la zona como son el oso hormiguero, el tapir, el pecarí y el tatú carreta e incluso está presente el yaguareté.

Un importante variedad de aves aprovecha los ambientes que ofrece el área: el águila coronada, el matico y el loro hablador.

También hay reptiles como el yacaré overo o ñato, la serpiente ñacaniná y los lagartos overos y colorado.

El oso hormiguero o yurumí es un mamífero grande, de larga cola y hocico prolongado y tubular, con una boca muy pequeña. Sus patas anteriores poseen unas garras fuertes con las que se destruye los tacurúes de barro para atrapar a las hormigas.

El algarrobo negro es un árbol de hasta 15 metros de alto con un tronco que se divide en ramas gruesas y forma una copa amplia. Adaptado a vivir en ambientes secos, las hojas son reducidas como estrategia para evitar la pérdida de agua por transpiración. Los frutos son muy dulces con vainas amarillas y manchas moradas


La denominación se hizo sinónimo de la provincia del Chaco y cuando la Administración de Parques Nacionales logró la propiedad de la vieja finca La Fidelidad para transformarla en área protegida. Se conjuga en esta área características del Chaco semiárido y del Chaco húmedo.

Una parte importante de la fauna aparece al caer la tarde en el Impenetrable, cuando la intensidad del sol ya no es tan fuerte y la temperatura comienza su descenso nocturno. En ese momento la vida animal se adueña del Parque, las aves que sobrevuelan los espejos de agua, como las garzas brujas, los cuervillos de cañada o los tuyuyus. También comienzan a verse los tapires, los tatús carreta, armadillos, osos hormigueros, puma, zorros, monos de varias especies y pecaríes de collar, labiado y quimilero. El aguará guazú se va sumando al momento.